Conoce qué son las deducciones personales


 

Muchas veces ocurre que pagamos nuestros impuestos y no sabemos que hay gastos que podemos declarar para que en nuestra declaración anual tengamos saldo a favor: que es cuando el SAT te devuelve parte del dinero que le pagaste todo el año.

Estos gastos que declaramos para disminuir nuestros ingresos acumulables en la declaración anual, son las deducciones personales. ¿Quiénes pueden hacer estas deducciones personales? Las personas físicas, es decir cualquier persona con actividad económica que esté dada de alta en el SAT bajo cualquiera de estos regímenes: 

  • Sueldos y salarios e ingresos asimilados a salarios
  • Actividades empresariales y profesionales
  • Régimen de Incorporación Fiscal
  • Enajenación de bienes
  • Actividades empresariales con ingresos a través de plataformas tecnológicas
  • Régimen de arrendamiento
  • Intereses
  • Obtención de premios
  • Dividendos
  • Demás ingresos

Es muy importante saber que deberás cubrir los montos con tu tarjeta de débito o crédito, transferencia bancaria o cheques nominativos, para que tus gastos sean deducibles.

Si tú, emprendedor, eres persona física y pagas tus impuestos, puedes hacer deducciones personales sobre los gastos que haces, para que al final ¡te devuelvan dinero! A continuación te decimos qué gastos se consideran deducciones personales.

Gastos médicos

  • Consultas de nutriólogo, dentista o psicólogo (siempre que quien imparta el servicio tenga título profesional para ejercer la profesión).
  • Gastos hospitalarios siempre y cuando se hayan recibido dentro de la institución, así como las medicinas ocupadas en el tratamiento.
  • Análisis clínicos y de laboratorio.
  • Compra o alquiler de aparatos de rehabilitación y prótesis.
  • Honorarios de enfermeras (sueldo).
  • Lentes oftálmicos para corregir defectos visuales hasta por $2,500.

Gastos funerarios 

Podrán ser deducibles siempre y cuando la cantidad pagada no exceda el salario mínimo general vigente elevado al año. Los gastos para cubrir funerales a futuro serán deducibles en el año de calendario en que se utilicen los servicios funerales.

Donativos

Cuando decidas realizar una aportación a una institución autorizada para ello, el monto de ese donativo no deberá superar el 7% del total de tus ingresos.

Créditos hipotecarios

Intereses reales por créditos hipotecarios destinados a casa habitación, contratados con el Infonavit o Fovissste, entre otras, y siempre que el crédito otorgado no exceda de setecientas cincuenta mil unidades de inversión.
 

Aportaciones de retiro

Son deducibles aquellas aportaciones complementarias de retiro (Afore) o a las cuentas de planes personales de retiro, así como las efectuadas a la subcuenta de aportaciones voluntarias con un monto máximo del 10%.
 

Primas por seguros de gastos médicos

Podrás deducir aquellos pagos que efectúes por un seguro complementario o independiente a los brindados por las instituciones públicas de salud, los beneficiarios de la póliza deberán ser tu cónyuge o concubino (a), ascendientes y descendientes en línea recta o tú mismo.
 

Transporte escolar

 Podrás hacer efectiva su deducción cuando de manera obligatoria se requiera el uso de este servicio y sea señalado dentro del comprobante correspondiente.

Colegiaturas 

Son deducibles los pagos por servicios educativos con los siguientes topes:

  • Preescolar: $14,200
  • Primaria: $12,900
  • Secundaria: $19,900
  • Profesional técnico: $17,100
  • Bachillerato o su equivalente: $24,500

Recuerda que el monto total de tus deducciones no pueden ser mayores a cinco Unidades de Medida y Actualización (UMA) anuales (164,014.8 pesos) o el equivalente al 15% de tus ingresos totales.



 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Todo sobre el régimen de sueldos y salarios

Consecuencias de una mala contabilidad

Los errores más comunes al presentar tu declaración