¿Ya estás preparado para tu cierre fiscal 2020?

Estamos a muy buen tiempo para que, tanto las personas físicas como las morales, chequen toda su información contable antes del cierre fiscal de este año.

El fiscalista Javier Zepeda, contó a El Universal los puntos claves a considerar para tener un buen cierre fiscal 2020, empezando con que es un error garrafal pensar que por la pandemia se deberán pagar menos impuestos que en 2019, pues no necesariamente será así.

Estos son algunos de los consejos que Zepeda mencionó:

  • Revisar el nivel de ingresos y de los egresos. La mayoría de los contribuyentes se enfocan en el pago de impuestos mensuales y bimestrales. Pero revisando ingresos y egresos, tendrán una mejor idea de qué deben pagar al final del año. Y, además, también ayuda a los contribuyentes en la respectiva declaración anual.
  • Se recomienda hacer tres presupuestos esenciales en el proceso de cierre fiscal, que deben ajustarse cada tres meses para tener una idea real de los estados del contribuyente: presupuesto de ventas, de ingresos y de gastos.
  • Preparar un pre-cierre fiscal. Aquí la idea es identificar aquellas operaciones que deban ser analizadas con mayor detalle. De ser necesario hay que adicionar información o documentación que soporte el tratamiento en la determinación del impuesto del ejercicio.
  • Identificar las diversas declaraciones que estemos obligados a presentar, así como la información que requeriremos para su correcto llenado, y verificar cómo todas ellas se interrelacionan para que nuestra información sea coherente y así evitemos causar duda al Servicio de Administración Tributaria (SAT) que pudiera derivar en una auditoría.

También es muy importante revisar actividades específicas, en el pasado, el SAT ha compartido algunas de las operaciones que llaman su atención, así que presta especial cuidado a las siguientes:

  1. Pérdidas fiscales recurrentes.
  2. Disminución en la utilidad fiscal.
  3. Caída de ingresos acumulables.
  4. Aplicación de pérdidas de ejercicios anteriores.
  5. Acreditamiento de ISR pagado en el extranjero.
  6. Pérdida bruta u operativa.
  7. Incremento de Intereses a cargo partes relacionadas del extranjero.
  8. Operaciones Financieras Derivadas.
  9. Incremento de ventas y compras con partes relacionadas del extranjero.
  10. Incremento de gastos de operación.
  11. Variación relevante en cuentas por cobrar y por pagar.
  12. Enajenaciones del inventario total.
  13. Reducciones de capital.
  14. Fusiones y Escisiones.

Ahora con estos puntos ya puedes comenzar a analizar y anticiparte con la revisión de los números de tu negocio antes de que finalice el año.

Recuerda que es muy importante planear tu cierre fiscal con tiempo, pues a fin de año ya no se podrán corregir las facturas o el cálculo de los impuestos.

Con información de El Universal y El Contribuyente 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cuáles son las deducciones personales para devolución de impuestos?

Régimen de Incorporación Fiscal

¿Qué sucede si no presentas tu declaración anual?