5 maneras de resolver los problemas de liquidez en tu negocio

 

Es evidente que estamos viviendo un momento complicado y muchos negocios se han visto afectados por esta crisis de salud.
Ahora es cuando es el momento de actuar para poder sobrellevar esta situación, por ello, nos gustaría compartirte algunas opciones que puedes considerar si te encuentras con problemas de liquidez en tu proyecto:
Crédito bancario. Esta es la alternativa más sencilla, sólo debes acudir al banco de tu preferencia y cumplir con los requisitos que te piden. Puedes solicitar tres tipos de créditos en el banco:
  1. Crédito revolvente. En éste sólo dispones del dinero que requieres y, por ende, vas a pagar intereses única y exclusivamente del capital que estás solicitando. Es un crédito flexible.
  2. Crédito tradicional. En éste, solicitas cierta cantidad y la amortizas en un número determinado de meses. Pagarás sobre todo el monto que te prestaron, lo hayas utilizado o no.
  3. Hipotecar propiedad. Si tienes una casa o una oficina la puedes hipotecar para generar este ingreso extraordinario que se necesita en estos días.
Factoraje financiero. Esta es una transacción en la que tú como empresa le vendes tus facturas o cuentas por cobrar a una institución financiera. Normalmente, ellos te cobran una comisión que va desde el 10% hasta el 30%, es decir, si tu factura, por ejemplo, es de 1 millón de pesos, ellos te depositan 700 mil pesos (en caso de que la comisión haya sido del 30%). 
De esta manera, puedes obtener liquidez de inmediato al recibir este pago por tus cuentas por cobrar.
Negociar con tus proveedores. Si como empresa tienes un número determinado de cuentas por pagar, trata de negociar con tus proveedores para poder liquidarlas en un plazo mayor al que tenías pensado. Por ejemplo, si las tenías que pagar en 30 días, puedes negociar con ellos extenderlo a 60 días. Esto, para que el flujo de dinero que ingrese lo puedas utilizar para gastos operativos en esta crisis.
Esta opción es muy buena porque el costo financiero es cero, es decir, no hay ninguno.
Deshacerte de tu equipo inservible. En todas las compañías tenemos equipos, maquinaria o marcas que no nos sirven ya. Este es un buen momento para podernos deshacer de esos activos que ya no nos generan ganancias y, al venderlos, tener algunos ingresos.
Vender capital de tu empresa. Esta es una medida más radical y drástica, pero puede ser una oportunidad para capitalizarte e incluso para que puedas añadir algún socio estratégico. Si eres dueño 100% de la compañía puedes vender una participación en tu negocio (supongamos el 20%), en donde esta persona tendrá derechos de voto y utilidades. Recuerda que en momentos de crisis también hay inversionistas que están esperando oportunidades y esta es una solución de ganar-ganar.
 
Después de ver estas opciones, ¿cuál consideras que es la mejor para tu negocio?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Cuáles son las deducciones personales para devolución de impuestos?

¿Qué sucede si no presentas tu declaración anual?

Régimen de Incorporación Fiscal